jueves, 2 de junio de 2011

Educación


Se da una educación para la vida, los niños aprenden viendo y se desarrollan bajo un concepto de disciplina diferente a occidente, es decir, en la concepción valle centrista, un niño debe recibir regaños, represalias y felicitaciones para incentivar el interés por el estudio, en la comunidad indígena la educación es un eterno aprendizaje que se adquiere haciendo, es decir el niño ve a su madre hacer trabajos como artesanías y a su padre trabajar en el campo y cuando crece va realizándolos de forma naturalizada.

Con resp
ecto a los contenidos y recursos que cuenta la educación bribri de Cachabri es muy apegada a la naturaleza y a la estructura de la cultura y tradiciones, sin embargo desde los 80 cuentan con escuela formal (dirigida por el MEP). Al inicio estas escuelas imponían el español a la fuerza y se daban castigos fuertes para los indígenas que hablaran bribri, pero eso ha ido cambiando y ahora son bilingües, se enseña una materia denominada Lengua y Cultura que es en bribri y el resto responde al currículo tradicional del MEP para todo el país. A pesar de ello, con respecto a las instituciones educativas del valle central, son evidentes las diferencias y el abismo que hay entre una y otra, sobre todo en el abandono en que se encuentran estas estructuras y en la política de asimilacionismo cultural que sigue aplicándose. La escuela juega un rol ambiguo, a la vez que adoctrina desde occidente da herramientas para comunicarse con los sikuas y tener algunas oportunidades en el mundo occidental, sin embargo, la comunidad resiste a ese despliegue occidentalista y hace sus mejores esfuerzos para mantener su idioma, costumbres y tradiciones que refuerzan su identidad indígena (bribris de Cachabri).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada