jueves, 2 de junio de 2011

Medicina

Los Awapas son sabios en la cultura Bribri, pero especialmente su especialidad son las plantas medicinales. Estas personas llevan una vida entregada a conservar y trasmitir la cultura y el conocimiento en plantas medicinales y en tradiciones. La formación se realiza a través de un tutor, quien es otro Awa que instruye y moldea el conocimiento a través de un aprendizaje detenido, detallado y meticuloso. Se logra ser Awa después de 12 años de estudio como mínimo, generalmente se empieza desde los 15 a 20 años, pero requiere mucha entrega y sacrificios, tendrá que ayunar frecuentemente, no ir a fiestas, ser del clan que lo permita, tener el permiso de su familia, ser aceptado por un Awa, entre otros. Al final de muchos años de estudio se les da un título que consiste en un Kekare o báculo sagrado elegido por el Awa y unas piedras sagradas dadas por Zibö, las adquieren o buscan en el playón del río, la mitología sustenta que estas piedras poseen la propiedad de curar y se consideran hermanas de Zibö. Un dato curioso es que si estas piedras se pierden o se las roban, ellas siempre llegaran al dueño original y puede causarle daños a quien las robe, las mismas, el Awa las llevará en una chacra. La preparación para Awa es tan difícil que cuesta encontrar candidatos para ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada